Cinque Terre en temporada baja

¿Ir a Cinque Terre en temporada baja?

En abril del 2016 conocimos por primera vez Cinque Terre, cinco pueblos italianos que se llevaron parte de nuestro corazón. En abril era temporada alta y las calles estaban atiborradas de turistas, negocios con souvenirs y bares llenos de gente disfrutando de un tradicional café italiano.

En febrero de este año volvimos para conocer Cinque Terre en temporada baja y nos encontramos con un escenario totalmente diferente: calles vacías, negocios cerrados y pocas flores que adornaran nuestro recorrido. El encanto seguía estando pero el contraste fue muy grande. Todo funciona de manera diferente y es por eso que decidimos escribir este nuevo post y contártelo…

 

¿CÓMO IR?
Partimos desde Génova en un tren Intercity. Pagamos sólo €11 por nuestros 2 pasajes hasta Monterosso al Mare porque aprovechamos la oferta de 2×1 que hace Trenitalia a los que compran pasajes de fin de semana con 48hs de anticipación (¡a tener en cuenta!).

 

LUGARES Y PRECIOS
Como te contamos en nuestro anterior post los pueblos son 5 y cada uno los visita en la dirección que más le gusta. Esta vez nosotros hicimos el recorrido al revés:

1. Monterosso al mare
2. Vernazza
3. Corniglia
4. Manarola
5. Riomaggiore

Monterosso al mare en 1 hora, ¿sí?

Cuando uno piensa en los pequeños pueblos que componen las Cinque Terre se imagina que va a necesitar poco tiempo para visitar cada uno de ellos, sin embargo no es así. Una hora para Monterosso no es suficiente y les explico el por qué: cuando bajen en la estación van a estar en “el medio” del recorrido, para un lado está el pueblo y para el otro está la playa enorme con la estatua de Neptuno al final. El pueblo tiene tantas callecitas y recovecos donde meterse que el tiempo vuela y para cuando crucen de nuevo el túnel y vayan hacia la playa les van a quedar sólo 20 minutos (con suerte).

Vernazza, sin turistas.

Recuerdo este pueblo en primavera y quisiera volver para disfrutar otra vez de esas flores preciosas de las que sólo quedaban unas pocas cuando lo visitamos en esta oportunidad. Sin embargo la poca cantidad de turistas hizo que el paseo fuera muy placentero. Nos pudimos mover libremente por sus calles y tomamos otros caminos que antes no habíamos recorrido (simplemente porque entre tanta gente ni nos habíamos dado cuenta de su existencia).

Corniglia…

Ya sé, van a pensar que somos unos vagos, pero si leyeron nuestro post anterior van a entender por qué no visitamos Corniglia en esta oportunidad.

Manarola, siempre hermosa

Todos conocen la típica foto de Manarola (después de mi primer post algunos amigos me confesaron que la habían tenido de fondo de pantalla en la compu sin saber que era una de las Cinque Terre), bueno, en esa postal nosotros almorzamos, sentados en unos bancos que están yendo hacia la “Via dell’amore”. Desde lo alto veíamos el pueblo y el mar (no podíamos pedir nada más), tomamos mates al sol en la costa y conocimos nuevos senderos de vistas panorámicas (seguimos unos carteles que decían “Sentiero panorámico” que tampoco habíamos visto en nuestra anterior visita).

[Esta es la foto que te mencionaba antes]

Riomaggiore, fotogénica

Visitamos Riomaggiore al final y nos dedicamos a pasear tranquilos hasta que saliera nuestro tren de vuelta a Génova. Tomamos café por €1 y bajamos las escaleras que están apenas se pasa el túnel de entrada, para visitar el puerto y disfrutar del mar que estaba hecho una pinturita.

COMER
Cuando llegamos Monterosso nos tomamos un desayuno (2 cappucinos + 2 medialunas) en un bar cerca de la estación de tren y gastamos €5.40.

Para almorzar nos llevamos unos sandwichitos que compramos en Génova pero pasamos por varios negocios y comprobamos que los precios que te contamos en nuestro anterior post, seguían siendo los mismos.

MEDIOS DE TRANSPORTE
¡Esta es la parte importante del post!

Durante la temporada baja el pasaje que compramos en nuestra primer visita (6hs – €4) no existe y los trenes que recorren las Cinque Terre pasan CADA UNA HORA (a diferencia de la temporada alta cuando pasan cada 20 minutos). Por ello la visita resulta un poco incómoda ya que la mayoría de las veces 1 hora no es suficiente y 2 resultan demasiado.

El precio de los pasajes entre pueblo y pueblo es de €1.20

Es importante saber además que, si bien los pueblos están conectados por caminos que en teoría se podrían hacer a pie (comprando la Cinque Terre Card, para tener acceso a los parques naturales), esto NO es posible porque dos de ellos están cerrados por derrumbes. Cuando lleguen a Manarola y comiencen la ruta de “la via dell’amore” para sacar la famosa foto, van a poder ver el lugar exacto donde el camino está cortado.

Para quienes no soporten las multitudes turísticas, ir en temporada baja puede resultar MUY agradable, silencioso y relajante. Personalmente prefiero hacer el “om” y visitar Cinque Terre en primavera donde los horarios los ponemos nosotros, los colores son múltiples y las opciones de bares, heladerías, panaderías y cafés son infinitas.

CONSEJITOS (para ir en temporada baja)

  • Sepan que los trenes pasan cada una hora y organicen su visita en función de eso.
  • No compren la C.T. Card, ya que no todos los senderos entre los pueblos están abiertos al público.
  • Si quieren ahorrar, lleven su propia comida y hagan un picnic en el lugar que les guste más.
  • Entren en todas las callecitas y recovecos, suban y bajen todas las escaleras que les den curiosidad, en estos pueblos “entreverados” el curioso descubre grandes cosas.

¡Disfruten Cinque Terre en temporada baja! Y no duden en escribir si tienen alguna pregunta.

*Los precios que se exponen en el post corresponden a la fecha en la que visitamos el lugar (25 de febrero del 2017) por lo que, en el tiempo transcurrido, pueden haber sufrido modificaciones.

En el 2014 empecé a viajar por el mundo con Daniel y en estos años aprendí a disfrutar de las pequeñas cosas, a amar los sabores, colores, texturas, abrazos, sonrisas, miradas... Entendí que todo lo que necesito cabe en una mochila de 30L. y que somos los únicos autores de nuestro presente.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *