Cómo ir y qué ver en Chichen Itzá (México)

Chichen Itzá es una de las zonas arqueológicas mayas más turísticas de México, en este post te dejamos algunos consejos para que la puedas disfrutar cómodamente sin tantos turistas.

¿CÓMO IR?
Para ir desde Valladolid hay que tomar un bus (se puede ir también en taxi pero es más costoso) en la estación de ADO. Nosotros viajamos en segunda clase con un bus de “Oriente” y pagamos 26 MXN – 1.61 usd. El viaje duró 50 minutos y el bus nos dejó en la entrada de la zona arqueológica.

El mejor consejo que les puedo dar sobre Chichen Itzá es ir temprano! Nosotros salimos en el bus de las 8.30 am y pudimos disfrutar de la zona arqueológica con pocos turistas y un sol no tan fuerte.

ALOJAMIENTO
No es necesario alojarse en Chichen Itzá porque la Zona Arqueológica se puede conocer en unas 3 horas.

LUGARES Y PRECIOS
Zona Arqueológica
Costo: Al igual que la zona arqueológica de Uxmal, para ingresar hay que pagar 2 tickets: 156 + 64 MXN = 220 MXN (13.02 usd)
Horarios: de Lunes a Domingo de 8 a 17 hs.
Ubicación: a 42 Km de Valladolid

Como dijimos anteriormente, Chichen Itzá es una de las zonas arqueológicas más turísticas de México y es muy importante ir temprano a la mañana ya que todos los días, a las 12 del mediodía, llegan buses provenientes de Cancún que dejan cientos de turistas en las ruinas. ¿Por qué es tan turístico? Porque es uno de los yacimientos mayas mejor conservados de la Península de Yucatán. Los principales puntos de interés son:

El castillo: La pirámide más grande de Chichen Itzá y la primer estructura con la que uno se encuentra al ingresar. Mide 24 metros y sus cuatro escaleras se orientan según los puntos cardinales. Anteriormente era posible subir e incluso ingresar en ella (adentro hay una pirámide más pequeña) pero hoy sólo se puede apreciar desde afuera.
chichen itzá

El observatorio: Se trata de un antiguo observatorio astronómico. Todavía hoy se pueden distinguir unas “ventanitas” desde las cuales, los mayas, observaban las estrellas.
chichen itzá

El Juego de Pelota: Es el más grande de Mesoamérica, mide 168 m de largo y todavía conserva los dos aros por los que debía pasar la pelota.
chichen itzá

Chichen Itzá cuenta además con un cenote, el Cenote Sagrado, en el cual no es posible meterse pero su visita no tiene costo adicional. Se trata de un enorme pozo natural que los mayas consideraban la morada del dios Chaac (dios de la lluvia).
chichen itzá

COMER
Dentro de la Zona Arqueológica no es posible comprar alimentos así que les aconsejo comprarlos antes de ir. Lo mismo sucede con el agua.

CURIOSIDADES
Más que una curiosidad, lo que le voy a dar es una información: Toda el área está minada de vendedores ambulantes… tantos como nunca habíamos visto antes. La ventaja de ir a la mañana fue que la mayoría estaba recién armando su puesto por lo que no sufrimos el acoso que los turistas del mediodía recibieron. Si están interesados en comprar recuerdos tengan en cuenta que los precios son muy elevados, por ejemplo, una calavera pintada, chiquita, normalmente cuesta 20-25 MXN y ahí la vendía a 80 MXN! Presten atención y regateen los precios.
chichen itzá

Si están alojados en Valladolid es posible, después de la visita a las ruinas, ir a conocer los cenotes X’keken y Samulá (más info acá). Para ello tiene que tomar el bus de vuelta (que les va a cobrar lo mismo que a la ida, sin descuento) y bajarse en el acceso a los cenotes (a 5km de Valladolid). Desde ahí hay sólo 2 km… nosotros caminamos pero pueden esperar que pase un taxi si están muy cansados (nos dijeron que los taxis pasan continuamente).

CONSEJITOS

  • Ir a visitar las ruinas por la mañana, antes del mediodía.
  • Regatear mucho los precios a los vendedores ambulantes.
  • Al regresar a Valladolid, visitar los Cenotes X’keken y Samulá.

Disfruten Chichen Itzá!!! Y no duden en escribir si tienen alguna pregunta 🙂

nota
Visitamos Chichen Itzá el 15 de agosto de 2015.


lugares de mexico

 

En el 2014 empecé a viajar por el mundo con Daniel y en estos años aprendí a disfrutar de las pequeñas cosas, a amar los sabores, colores, texturas, abrazos, sonrisas, miradas... Entendí que todo lo que necesito cabe en una mochila de 30L. y que somos los únicos autores de nuestro presente.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *