Belgrado, todo lo que tenés que saber antes de ir

Te contamos cómo llegar,

qué ver,

qué hacer,

dónde comer, etc.

¡todo en un sólo post sobre Belgrado!

 

Belgrado es una ciudad que tiene de todo, ideal para sacar fotos, hacer paseos en bici y disfrutar de la noche…

Nuestra experiencia:

Ir de Sarajevo a Belgrado fue un poco más complicado de lo que nos esperábamos, no hay muchos buses que conecten estos dos destinos y ya estábamos al borde de la desesperación cuando encontramos una empresa de autos (tipo “puerta a puerta”) que te pasa a buscar por tu casa y te lleva a destino por €20 cada uno: Gea Tours. Sin embargo, el viaje, que tenía que durar 4 horas, duró 7 y fue bastante raro: viajaban con nosotros una chica de Belgrado (que hablaba inglés) y una señora. Nos la pasamos charlando con la chica, que de paso nos dio muy buenos consejos sobre qué ver y qué hacer en su ciudad. Lo raro fue que ella empezó a comentarnos que el chofer estaba “loco”… a nosotros nos pareció un tipo normal, si bien manejaba un poco rápido, no parecía estar desquiciado como ella afirmaba (claro, ella entendía todo lo que este hombre iba diciendo a medida que avanzaba el viaje y resulta que, según ella, era uno de los últimos machistas extremos que quedan en el mundo y se la pasaba quejándose de tener que llevar a 3 mujeres en su auto). El problema real fue que, llegando a Belgrado ella, al borde de la intolerancia, empezó a discutir con el chofer y terminaron a los gritos – en serbio – en pleno auto, en pleno centro, a hora pico. Para nosotros fue incómodo estar atrapados ahí entre los gritos de ambos (más para mi que estaba sentada en el medio y no tenía via de escape 😛 ).

Pero bueno, más allá de eso, llegamos a Belgrado como muchos lo hacen, para conocer la capital de Serbia y para encontrar la respuesta a las preguntas “qué ver, qué hacer, dónde comer, etc”. De la ciudad sabíamos dos cosas, principalmente:

  1. Fue bombardeada en 1999 por la OTAN
  2. Tiene mucha vida nocturna

Con respecto al punto 1, lo primero que nos sorprendió fue la GRAN diferencia con Sarajevo (que fue asediada por los Serbios entre 1992 – 1996, donde la mayoría de las fachadas conservan las marcas de los tiros y en el piso se ven los daños causados por los morteros); Belgrado si bien fue bombardeada en 1999 (para más info lean sobre la Guerra de los Balcanes) está totalmente reconstruida (sí, vimos un edificio derrumbado al llegar a la ciudad pero nada más) lo que nos desconcertó mucho…  El conflicto, si bien es cercano temporalmente no se respira en el aire…

Punto 2: ¡Lo que dicen es verdad! En cada cuadra hay un bar y en cada bar mucha gente. En Belgrado se puede comer y tomar prácticamente a 100 metros de cualquier lugar en el que estés y los precios son muy “amigables”, encontramos una muy buena respuesta a nuestro interrogante de “qué hacer”.

Nos alojamos en un Airbnb cerca del centro y los primeros días nos dedicamos al “qué ver”, visitamos los lugares turísticos: iglesias verias, parque, peatonal, Plaza de la República, etc. (más abajo les paso la info de horarios y precios). A saber: mandarse de una para conocer la Sinagoga de Belgrado, aunque la puerta esté cerrada, puede traer agradables sorpresas (sólo para argentinos jaja – Más abajo la anécdota).

¿CÓMO IR?

Para ir desde Sarajevo tomamos un auto compartido de la empresa Gea Tours, el viaje duró más de lo esperado (7 horas en vez de 4) y nos salió €20 a cada uno (podíamos pagar en Euros o en Marcos)

ALOJAMIENTO

Encontramos nuestro alojamiento en alltherooms.com y lo contratamos a través de Airbnb, como siempre.

LUGARES Y PRECIOS

Los lugares que hay para ver en Belgrado y que nosotros visitamos, fueron:

Peatonal Knez Mihailova
Conecta la Plaza de la República con Kalemegdan y tiene una longitud de 1km. En ella van a encontrar todo tipo de negocios, librerías, bares y restaurantes.

Belgrado Peatonal Knez Mihailova

Plaza de la República

Belgrado Plaza de la República

Ubicación: Trg republike
No es una plaza muy especial, aunque históricamente sí lo fue: En ella los turcos colgaban a los reaccionarios a modo de advertencia para la población; hoy está regida por la estatua ecuestre del príncipe Mihailo, quien señala hacia el Sur donde estaban los territorios que fueron reconquistados después de la ocupación turca.

Además en ella se encuentra en Museo de Historia Nacional, CERRADO por restauración desde hace varios años.

Parque Kalemegdan
Costo: Gratis
Horarios: Siempre
Este parque tiene varias cosas para ver y algunos museos para visitar (como el Museo de elementos de tortura, Museo marítimo, torres….) pero ofrece un hermoso paseo gratis por sus senderos, vistas de los ríos Danubio y Sava, y un Museo al aire libre con tanques de guerra y distintas maquinarias bélicas (donde, al igual que pasaba en Sarajevo, los niños juegan y se sacan fotos).

Belgrado Parque Kalemegdan

Parque Kalemegdan

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La fortaleza de Kalemegdan fue ocupada por casi todos los imperios importantes: celtas, romanos, bizantinos, godos, hunos, ávaros, austro-húngaros y turcos. Se dice, que todos estos imperios la defendieron y la destruyeron en alguna ocasión.

Parque Kalemegdan en Belgrado

Edificio de la Asamblea Nacional

Belgrado-edificio-asamblea-nacional

Ubicación: Plaza Nikola Pašić 13
Al igual que la “Catedral ortodoxa de San Sava”, es un lugar para visitar de noche por la fotogénica iluminación. De verdad, de día no es lo mismo…

Este edificio tiene una leyenda: Se dice que fue construido sobre un cementerio romano por lo que, sobre él, cayó una maldición según la cual el rey Aleksandar Karadjordjević iba a ser asesinado el día que se terminara la construcción. Tan errada no estaba, porque al rey lo mataron, pero dos años antes de que se terminara la obra.

El barrio (o calle) Skadarlija
Le dicen “El barrio bohemio de Belgrado”. Híper cultural e ideal para cenar o simplemente pasear (a la tardecita – noche). La calle no es muy larga (tendrá 400 metros) y está llena de “Kafanas”… Abajo les cuento más sobre estos lugares y dónde comimos nosotros.

Belgrado-barrio-Skadarlija

Lugares de culto:

Siguiendo con la multiplicidad de religiones y creencias (que también encontramos en Sarajevo), los lugares para visitar son:

Catedral ortodoxa de San Sava

Belgrado-catedral-San-Sava

Ubicación: Vračar plateau
Se trata de una iglesia que actualmente no está terminada (la parte de afuera sí) y los avances dependen de las donaciones de la gente. Nosotros no entramos porque fuimos de noche… ¿mi consejo? ¡Vayan de noche! ¡Es una postal! La iluminación es perfecta. Además, leímos por ahí que es la segunda más grande del mundo, ¿será cierto?

Mezquita Bajrakli
Ubicación: Gospodar Jevremova 11
Durante la ocupación otomana se construyeron muchas mezquitas en la ciudad, pero sólo esta se encuentra aún hoy en funcionamiento.

La Sinagoga de Belgrado (o Synagogue Sukat Šalom).
Ubicación: Maršala Birjuzova
Si bien nuestro mapa indicaba que ahí mismo estaba la sinagoga, nosotros no la veíamos, recorrimos la vereda de punta a punta junto a dos señoras francesas (que percibimos estaban buscando lo mismo). Ellas empezaron a meterse por un descampado que había al lado… No nos pareció una buena idea así que seguimos caminando por esa vereda hasta que vimos que una familia salía por la puertecita de un gran muro. Todo parecía indicar que el lugar estaba cerrado pero nosotros como nunca…nos mandamos! Nos frenó un guardia. Con cara de gatito de Shrek le preguntamos “It’s possible to visit the Sinagoge?” a lo que el guardia, ablandado por nuestra “simpatía” respondió: “Where are you from?” – “Argentina” y así fue como, entre “Argentina, Maradona!” y “Argentina, Del Potro”, nos condujo hasta otra puertita, golpeó y salió una señora que con una llave maestra nos abrió la sinagoga y nos la dejó ver, todo en unos minutos!!!! Increíble! ¿Cómo es? Sencilla pero linda, es la única que aún funciona en la ciudad, está totalmente reestructurada (nadie sospecharía que la pasó bastante mal durante la Segunda Guerra Mundial) y, aunque no nos atrevimos a sacar fotos, nos llevamos una hermosa anécdota de regalo.

Museos:

Museo Etnográfico
Costo: 150 RSD – €1.21
Horarios: Martes a sábados de 10.00 a 17.00hs. Domingos de 9.00 a 14.00hs. Lunes cerrado.

Ubicación: Studentski trg 13
Web: http://etnografskimuzej.rs/en/

Museo-etnográfico-Belgrado

Este museo tiene en sus 3 pisos una enorme cantidad de objetos, maquinarias, vestimenta típica y fotos. Los carteles están en inglés y cuenta además con reconstrucciones de las casas típicas según la época, la zona y la ocupación de la familia que la habitaba. De manera muy sencilla te introduce y explica muchos aspectos de la cultura serbia.
Si no les interesa demasiado, vayan igual! aunque sea por el precio irrisorio de la entrada. No se van a arrepentir.

Museo Nikola Tesla
Costo: 500 rsd – €4.05
Horarios: Martes a domingos de 10.00 a 18.00hs. Lunes cerrado
Ubicación: Krunska 51
Web: http://www.nikolateslamuseum.org
Este pequeño museo se visita junto con un guía que habla inglés. Cuando compramos la entrada nos hicieron pasar a una sala para que esperáramos y después de un video explicativo de unos 20 minutos, nuestro guía nos hizo una pequeña demostración de cómo funcionan algunas de las máquinas inventadas por Tesla. La verdad, esperábamos más, pero todo lo que vimos fue muy interesante. Mi consejo es que vayan temprano para poder usar unos lentes de realidad aumentada que ya no estaban disponibles cuando nosotros fuimos.

Otros lugares:

Isla Ada Ciganlija
Es una isla a la que la mayoría de la gente va para disfrutar de la playa (muy extensa) que si bien es artificial, está muy bien puesta y tiene buenos accesos al río Sava.

Como cuando fuimos el día estaba nublado y amenazaba con llover, alquilamos una bici (una tándem para que fuera más divertido) y le dimos la vuelta a la isla parando acá y allá para sacar fotos.

El negocio de alquiler de bicis está apenas se cruza el puente de acceso a la ciudad y el alquiler por una hora nos salió 250 RSD – €2.02 (3 horas salían 600 RSD – €4.86). El recorrido es muy cómodo, hay bici-senda, sombra y banquitos para parar cuando uno quiera.

Barrio Zemun
Se trata de un barrio de casas bajas con techos a dos aguas y fachadas color pastel que te hacen olvidar que estas a pocos kilómetros de una ciudad capital. Lo aconsejo abiertamente para desconectarse del ruido, sacar fotos, no cruzarse ni a un turista.

Belgrado-barrio-zemun

En el barrio Zemun, además de pasear, pueden visitar:

  • La costanera y playa Lido de la isla Veliki Galijaš.

Belgrado-isla-Veliki-Galijaš

  •  La iglesia de San Demetrio (o “Hariseva Chapel”), una iglesia neo-bizantina, construida en 1879, que se destaca por el color de sus paredes y por estar ubicada en lo alto de la colina de Gardos (a la que se accede muy fácilmente a pie).

 

Belgrado-iglesia-de-san-demetrio

  • Tomar algo en el bar Fat Cat, al lado de la iglesia de San Demetrio. La buena onda de quienes lo atienden es un plus para la vista panorámica que se tiene desde las mesas, vista que es embellecida por el campanario de la iglesia de San Nicolás (iglesia barroca de 1725).

Belgrado-bar-fat-cat

 ¿Cómo ir al barrio Zemun? Los siguientes colectivos te llevan: 15, 17, 84, 701 y 704 desde la plaza Zeleni Venac.

COMER/BEBER

COMIDA – ¿dónde comer en Belgrado?

La cocina serbia (no sólo serbia, de los Balcanes en general), es muy variada pero hay ciertos platos que son súper populares y que no pueden dejar de probar:

1. Cevapcici: Pan tipo árabe abierto al medio y “relleno” de mini chorizos de, en Bosnia carne de vaca, en Serbia carne mixta (vaca-cerdo).

2. Burek: rollitos de masa hojaldrada rellenos de carne o vegetales (por lo general espinaca).cevapi-belgrado    burek-belgrado

Restaurante Stara Herzegovina
Ubicación: Carigradska 36
Nos lo recomendó  la dueña de nuestro alojamiento y tal cual como nos había dicho, no era para turistas. Comimos muy bien, rico y abundante. Los precios estaban bien aunque no era súper económico. Entre otras cosas, probamos la famosa pljeskavica (hamburguesa gigante al plato) y la cena para los dos (con bebida y postre) nos costó 2200 rsd – €17.83.

Calle / Barrio Skadarska

Es la llamada “calle bohemia”, se trata de unas cuatro cuadras de piso de piedra repletas de restaurantes tipo “Kafana”, o sea restaurantes de comida típica con música en vivo. Si están con el bolsillo ajustado, ¡no importa! Vayan a visitarla porque el paseo es “un flash”, los músicos cantan a los gritos (pero bien) y la gente come y canta entre guitarras, violines y bandoneones.

Nosotros comimos deliciosamente en el Restaurante Zlatni Bokal, toda la comida (pescado, carne, ensaladas, postre) tenía sabor a casero… nos hizo extrañar nuestra casa así que ¡imagínense lo que fue! Claro que por ser un lugar popular los precios son un poco más caros y con bebida incluida gastamos 3000 rsd – €24.32. La atención es muy buena y los mozos (camareros) hablan en inglés.

BEBIDA (bares al por mayor)

Bares “escondidos”
Ubicación: Cetinjska 15

bares-escondidos-Belgrado

Hace relativamente poco una zona de antiguos galpones y fábricas fue reconstruida y transformada en una zona con bares, música y muchas propuestas para pasar la noche probando tragos y cocteles. Lo más curioso es que la entrada a esta zona es un estacionamiento (foto a la derecha), desde afuera ni siquiera se imaginan el tamaño enorme del lugar. ¡Entren! ¡No dejen que el estacionamiento los confunda!

Las propuestas son muy variadas, nosotros tomamos un mojito y un licor típico (Sljvovica – licor destilado de ciruela) en el Bar District y pagamos 600 rsd – €4.86.

D Bar
Ubicación: Dositejeva 21
Ubicado en una esquina y lleno de gente, lo encontramos de casualidad cuando buscábamos la discoteca “The Tube” (que estaba cerrada). Nos sentamos en el borde de una ventana (así de lleno estaba) y tomamos un Mojito + un Cuba libre: 980 rsd – €7.94.

Green Mill Pub
Ubicación: Rajićeva 14
Pasamos por este pub una tarde muy calurosa y decidimos sentarnos a tomar una cervecita fresca. El lugar es tranquilo y los precios estaban muy bien, por ser que está en pleno centro histórico: las dos cervezas de medio litro nos salieron 350 rsd = €2.83.

Bar Fat Cat (en el barrio Zemun)
Ubicación: Visoka 35a, Zemun
Ubicado al lado de la iglesia de San Demetrio tiene mesas con vista panorámica y el personal es muy simpático. Tomamos un jugo de naranja y una cerveza + papas fritas y gastamos 585 rsd – €4.74.

 

CURIOSIDADES

músicos-callejeros-belgrado

Por la peatonal hay muchos músicos dispuestos a regalarte una canción a cambio de una propina. Desde niños tocando el violín a compañías de 10 personas, tal vez estudiantes, a toda hora la calle resuena de melodías…

 

 

 

 

calle-de-los-paraguas-belgrado

La calle de los paraguas.

El restaurante Manufaktura, en la calle Kralja Petra 13-15, ofrece una de las fotos más curiosas que se puedan sacar en la ciudad. La calle ¡está decorada con paraguas abiertos! Un espectáculo presente todo el año pero que va cambiando de color según el momento en el que se visite la ciudad.

 

 

 

MEDIOS DE TRANSPORTE

En la ciudad hay muchos buses que conectan los distintos puntos de interés y el valor del pasaje depende de si se mueven por la zona 1, zona 2, etc. Sin embargo la mayoría de los lugares se conocen caminando.

Nosotros tomamos uno para ir a conocer el barrio Zemun y el pasaje, que lo compramos sobre el bus, nos salió 150 rsd – €1.21 a cada uno.

 

CONSEJITOS

  •  Ir al Parque Kalemegdan para ver la unión de los dos ríos y dar un paseo

  • Visitar la Catedral ortodoxa de San Sava de noche

  • Ir al Museo Etnográfico para aprender un poco sobre la cultura Serbia

  • Alquilar una bici para recorrer la Isla Ada Ciganlija

  • Desconectarse visitando el barrio Zemun

  • Comer uno (o los dos!) platos típicos: Cevapcici y Burek

  • Visitar en Barrio Skadarska para conocer las Kafanas.

  • Tomar algo en uno de los bares escondidos detrás del estacionamiento.


Disfruten Belgrado!!! Y no duden en escribir si tienen alguna pregunta 🙂 

*Los precios que se exponen en el post corresponden a la fecha en la que visitamos el lugar (así como también su conversión a euros), por lo que, en el tiempo transcurrido, pueden haber sufrido modificaciones. Estuvimos en Belgrado del 2 al 6 de agosto de 2016.

En el 2014 empecé a viajar por el mundo con Daniel y en estos años aprendí a disfrutar de las pequeñas cosas, a amar los sabores, colores, texturas, abrazos, sonrisas, miradas... Entendí que todo lo que necesito cabe en una mochila de 30L. y que somos los únicos autores de nuestro presente.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *